Razones por las que elegir un portatil barato

Enfrentarse a la compra de un ordenador no es una tarea fácil. Es necesario dominar conocimientos técnicos de muchos de los componentes que forman el dispositivo, ponerse al día con las últimas novedades y, lo más importante, adaptar el presupuesto del que se dispone para afrontar la compra. Precisamente por esto último, elegir un ordenador portatil barato puede ser la mejor de las opciones.

Un rango de precios no muy elevado puede ser la mejor opción

El primer y más importante factor a tener en cuenta será la necesitad por la que se adquiere el dispositivo. Si el trabajo va a estar enfocado a tareas de ofimática con software de edición de texto -Word, Excel…-, navegación por Internet, consultas de correo y visualización de vídeo sin demasiadas exigencias de edición, la opción de un ordenador portátil construido con elementos de gama media o incluso gama alta, pero de generaciones anteriores, puede ser la mejor para disponer del máximo rendimiento a un precio muy inferior al que se pueden encontrar en otros ordenadores que están configurados con componentes que sobrepasan necesidades concretas.

Portátil baratoElegir un disco duro rígido (HDD) en lugar de la nueva tecnología de estado sólido (SDD) -más cara y de menor capacidad- puede exprimir mejor el presupuesto, al igual que se puede conseguir sacrificando funcionalidades como la pantalla táctil si no es una característica que esté dentro de los requerimientos del usuario.

La compra de un ordenador portatil barato puede ser la mejor opción por encima de otras mucho más caras, si el usuario se implica de lleno en el proceso de compra. Con información adecuada sobre todos los componentes -tipo de procesador y generación del mismo, memoria RAM…- y el conocimiento del mercado, la adquisición de un dispositivo en un rango de precios ajustado será todo un acierto.